Linea editorial

Linea editorial de MELGAR100.com

FBC Melgar ha sido en sus 100 años de gloria, la institución ejemplo del fútbol arequipeño y del interior del Perú es reconocido por propios y extraños, avalados por sus pergaminos e historia lo avalan. Herederos del orgullo, lucha y la cultura progresista del arequipeño de a pie hace que su grandeza surga de forma natural.

Sentimos que es nuestro deber como seguidores del actual FBC Melgar considerar aportar con nuestro trabajo y esfuerzo

Sentimos que es nuestro deber como seguidores del actual FBC Melgar considerar aportar con nuestro trabajo y esfuerzo y sumo ahínco, tratando de imitar la línea de los fundadores, en la constante construcción de la identidad de la Institución de hoy, fuente de la grandeza del FBC Melgar de mañana.

Nuestra labor será un responsabilidad

Como hace 100 años, cuando jóvenes arequipeños entusiastas se reunieron en el parque Duhamel para fundar al club, hoy el Dominó vuelve a tener la posibilidad de adelantarse a los demás y nos ilusionamos con que el premio podría ser, Dios mediante, otros 100 años de Gloria. El desafío que atraviesa el actual FBC Melgar se plantea abandonar aquella idea de sobrevivir y reemplazarla por la de crecer.

La responsabilidad se refuerza en momentos como estos, donde los cambios de paradigma en  los modelos económicos, políticos, sociales y culturales han cambiado tremendamente el panorama de las instituciones deportivas y todo el engranaje detrás del fútbol no sólo ligado a cuestiones pasionales sino convertido a fines económicos.

El desafío que atraviesa el actual FBC Melgar se plantea abandonar aquella idea de sobrevivir y reemplazarla por la de crecer.

Es más, si queremos ahondar en el tema del cambio de paradigma en la aplicación de métodos y mecanismos aplicados con un cierto éxito en el pasado, hoy no permiten seguir las curvas de crecimiento esperado, sino lo que es peor en muchos casos ni siquiera resulta útil para conseguir el éxito.

Nuestra línea editorial

No deseamos subirnos a ningún coche, ni de éxitos ni de fracasos, no nos corresponde.

No deseamos subirnos a ningún coche, ni de éxitos ni de fracasos, no nos corresponde. Nunca será nuestro hábitat. Pero sí desde nuestro lugar y con nuestras armas, básicamente la palabra e imagen acompañaremos a FBC Melgar y a su gente en la búsqueda de un mejor porvenir. Esa y no otra es nuestra convicción y compromiso… no hay otra.